Cuando te dispones a cortar un tejido seguro que en más de una ocasión alguien te ha preguntado eso de “¿lo corto al hilo?”, lo has oído muchas veces pero ¿realmente sabes el porqué?

Los tejidos planos están formados por hilos en dos direcciones, cuando se colocan éstos sobre el telar para hacer la tela, los primeros en colocarse son los hilos longitudinales o URDIMBRE y sobre éstos se irán pasando los hilos transversales o TRAMA formando un ángulo de 90 grados.

Es decir, los tejidos están formados por URDIMBRE y TRAMA, siendo la URDIMBRE el HILO DE LA TELA  que a su vez es paralelo al ORILLO, mientras que la TRAMA es el CONTRAHILO.

De esta forma os daréis cuenta a la hora de cortar el tejido que realizarlo por el HILO o CONTRAHILO tendrá resultados diferentes.

¿Por qué? Sencillo, cuando la URDIMBRE se monta sobre el telar los hilos han de estar muy tensos para poder pasar la TRAMA que siempre quedará más floja. Por eso al cortar la tela AL HILO o en sentido de la URDIMBRE siempre quedará más fuerte, el tejido no se deformará y será más fácil de trabajar.

Pero el hilo tiene un tercer sentido o dirección, lo que llamamos AL SESGO o AL BIES. Para cortar un tejido al BIES debemos doblar éste diagonalmente hacia el ORILLO, que debe estar recto, formando un ángulo de 45 grados.

El tejido cortado al BIES es muy delicado porque se estira muchísimo y no siempre es la mejor opción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies