HACER TOCADOS, SOMBREROS Y FLORES DE SEDA USANDO TINTES NATURALES

¿Alguna vez te has planteado la posibilidad de utilizar tintes naturales para tus proyectos: flores, sombreros o tocados? Esta pregunta me la plantearon los alumnos que vinieron a la Masterclass de Flores de Seda. En clase utilizamos los tintes habituales que se comercializan pero surgió la pregunta, y he decidido daros algo de información sobre el tema. Si quieres saber más sobre lo que pasó en la Masterclass, aquí puedes verlo.

Pues vamos al lío que es muy interesante.

Hay diferentes maneras de obtener tintes a partir de frutas, flores, hojas o cáscaras. Seguro que no te lo habías planteado antes, pero todos los ingredientes los tienes en tu cocina y se obtienen resultados muy satisfactorios. Así que ahora que en verano tenemos algo más de tiempo libre puede ser un buen momento para empezar a investigar y hacer nuestras propias pruebas utilizando los deshechos de frutas y verduras.

Has de tener en cuenta el color que quieres obtener porque el color original de la fruta o cáscara no indica que ese sea el resultado que vamos a obtener.

Este tipo de tintes suelen teñir muy bien en tejidos de fibras naturales pero hay algunos que necesitan un mordiente para fijar el color en el tejido ya que con los lavados tienden a aclararse. Aunque en nuestro caso vamos a utilizarlo en piezas que no admiten lavado.

Dependiendo de la intensidad del color y la base que utilicemos para fabricar nuestro tinte el proceso será más o menos largo, llegando algunos tintes a necesitar dos días para su fabricación debido a los tiempos de hervido, espera y secado.

Aquí te dejo un cuadro orientativo de las frutas y cáscaras que puedes utilizar y el color que producen (este cuadrito es de www.airesdecambio.com):

 

 

tintes naturales para flores de seda

 

Si te ha picado el gusanillo de los tintes naturales aquí te dejo alguna bibliografía donde encontrar más información al respecto:

Botanical Colour at your fingertips – Rebecca Desnos

The modern natural dyer – Kristine Vejar

A garden to dye for – Chris McLaughlin

Espero que este verano hagáis vuestras propias investigaciones en este área y me contéis los resultados.