Estoy segura de que en numerosas ocasiones te has preguntado cómo podrías mejorar el acabado de tus sombreros o tocados. Yo soy una defensora de la buena calidad y de una terminación impecable que es lo que va a marcar la diferencia entre una pieza sublime y una del montón.

Si estás dentro de esta comunidad habrás recibido el descargable gratuito donde te enseño a confeccionar tu propio forro para el interior de tus creaciones y eso es prueba suficiente de que para mí es muy importante proporcionar un valor añadido a tus piezas.

A veces pensamos erróneamente que aquellas partes que no se ven de nuestra pieza no merecen que les prestemos la misma atención que hemos hecho con el exterior pero, como ya os he dicho un remate interior perfecto añade una calidad extraordinaria  que se va a traducir no solo en un sombrero o tocado sublime sino en la imagen que los demás van a percibir de nuestra marca.

Tanto si decides usar un forro de los que venden ya confeccionados como si confeccionas el tuyo propio, todo tiene pros y contras.

El uso de un forro ya confeccionado te limita un poco porque no puedes elegir el tejido (normalmente suele ser un forro común tipo Venezia), la gama de colores no es demasiado amplia que digamos y en cuanto a la forma que éste tiene dependerá un poco de los gustos personales de cada uno. Otro punto a tener en cuenta es el tiempo que te puedes ahorrar al no tener que confeccionarlo.

Si por el contrario, decides confeccionar tu propio forro podrás utilizar cualquier tipo de tejido que te guste (siempre de muy buena calidad: tafetán, seda o como mínimo un algodón, nada sintético, PROHIBIDO), en cuanto al color podrás incluso utilizar uno que describa la personalidad de tu marca y que se encuentre dentro de tus colores corporativos o simplemente el que más te guste. También podrás elegir la forma que le vas a dar al confeccionarlo. En cuanto al tiempo que te va a llevar confeccionarlo, he de decirte que no te va a quitar demasiado porque está compuesto de una sola pieza que no requiere demasiado trabajo.

Ahora te toca a tí decidir que prefieres utilizar:

Forro ya confeccionado o hacer el tuyo personalizado ¿Qué vas a hacer?

Forro comprado o creado por nosotros
¿Te ha gustado?