Los que conocéis mi forma de trabajar sabéis que hay algo que siempre repito hasta la saciedad: INNOVACIÓN. En el amplio sentido de la palabra, hay que innovar en forma, color, tejidos, materias primas, … en todo.

Y en la sección de hoy quiero demostraros una vez más que se puede innovar con algo tan simple como el papel.

Los grandes diseñadores llevan tiempo adornando sus creaciones con espectaculares piezas de papel que se pueden calificar de obras de arte.

 

Porque al final la sombrerería es eso: una forma de crear obras de arte. Hay arte más sencillo o más complejo pero el resultado siempre es una expresión de sentimientos que no todos entienden.

Lo que para unos es belleza para otros puede no serlo, pero es arte en estado puro.

¿Alguna vez os habéis planteado las posibilidades que os puede brindar un material tan común como este? En ocasiones la excelencia se puede crear con cosas muy sencillas. Y si no, solo tenéis que echar un vistazo a Dior o Chanel, entre otros.

¿Te vas a atrever a INNOVAR?