Pintura tridimensional y sombrerería creativa pueden ir de la mano sin ningún problema.

No se si habrás oído hablar de la pintura tridimensional pero si no, voy a contarte las maravillas que puedes conseguir con ella, como siempre aplicado a la sombrerería creativa.

Yo la descubrí por casualidad cuando estaba realizando un trabajo algo complicado en Sastrería Cornejo. Mi equipo y yo teníamos que hacer un gorro de aviador, ahí empezó el proceso creativo.

Como la obra de teatro en cuestión tenía una temática marina, el gorro de aviador común terminó siendo un gorro de aviador con una forma que debía acercarse a una cabeza de pulpo y que a la vez tuviera algo similar a una cola de cocodrilo. Un reto difícil pero no imposible para mi equipo.

Así que nos pusimos manos a la obra y el resultado no pudo ser más satisfactorio, por lo novedoso de los materiales que utilizamos y porque hubo que pensar muy rápido ya que teníamos poco tiempo para lograr algo que en ese momento parecía casi imposible. Parece ser que bajo presión se nos ocurren las ideas más disparatadas y que mejor funcionan.

pintura tridimensional y sombrereria creativa
pintura tridimensional y sombrereria creativa

Una vez que teníamos construida nuestra estructura base había que darle ese acabado marino que estábamos buscando y, entre otras cosas, utilizamos la pintura tridimensional que no habíamos usado hasta ese momento.

¿Cómo funciona?

Muy sencillo, es una pintura que se aplica igual que cualquier otra pero al exponerla a una fuente de calor su estructura cambia y empieza a tomar volumen creando diferentes formas muy interesantes.

Mientras más gruesa sea la capa de pintura que apliques, mayor volumen adquirirá. Así que todo dependerá del resultado que quieras obtener.

Nosotros aplicamos esta pintura en zonas estratégicas para conseguir un efecto de roca erosionada. Pero aquí, de nuevo, los límites los pone tu imaginación.

¿Se te ocurre alguna idea para llevar a cabo?

pintura tridimensional y sombrereria creativa