Cuando venís a mi taller todas tenéis la misma pregunta: “¿Son fáciles las puntadas de sombrerería? ¿ Yo podré hacerlo?”, la respuesta es sencilla en ambos casos: SÍ, LO SON y SÍ, TU PUEDES.

Después de la gran cantidad de tocados y sombreros que he hecho puedo deciros que casi siempre se utilizan las mismas puntadas que, en realidad, es una sola puntada básica con diferentes versiones de sí misma.

Es posible que al principio puedas pensar que no consigues realizarlas con la perfección que tú quieres pero si de algo estoy verdaderamente segura es de que la perfección se consigue a través de la práctica, por eso mientras más tocados hagas más cerca estarás de conseguir tu objetivo.

Las puntadas que realizas en el interior te servirán de práctica para que cuando acometas las puntadas de adorno exteriores consigas que queden rectas, paralelas y del mismo tamaño.

Sin embargo si al principio no te encuentras demasiado segura realizando las puntadas de adorno en el exterior siempre podemos recurrir a la puntada invisible. Dependiendo de la pieza que estés realizando las puntadas exteriores pueden formar parte del diseño o no, en caso de estar integradas en el diseño éstas deberán estar perfectamente confeccionadas.

Recuerda que hablamos de Tocados de Alta Costura y para poder colgar esa etiqueta todo, absolutamente todo en tu tocado ha de estar perfecto, eso incluye el interior y el forro.

¿Habías tenido todo esto en cuenta en tus trabajos?