Si hay algo que me vuelve loca es estar siempre a la última, al menos en tema de sombrerería, porque en tecnología: móviles, ordenadores, aparatos digitales… (un gran silencioooo).
A lo que voy, una vez que me he enterado de los materiales más novedosos que hay en el mercado para este menester sombreril, me encanta experimentar con ellos y hacer todo tipo de pruebas.
Aunque ya hace tiempo que escribí sobre los termoplásticos , hoy vuelvo a incidir sobre este tema porque hay tal cantidad de ellos que hay que conocer sus diferencias para saber exactamente cuál es el que necesitas para tu proyecto.
Primero hay que saber exactamente que es un termoplástico y esta es la definición:
 
“Un termoplástico es un plástico que, a temperaturas relativamente altas, se vuelve deformable o flexible, se derrite cuando se calienta y se endurece en un estado de transición vítrea cuando lo suficiente”. (Fuente: www.wikipedia.org).
Básicamente es un material que debes calentar para poder moldearlo y esperar a que se enfrie para que se endurezca con la forma que le has dado.
Aunque hay muchos tipos es probable que hayáis oído hablar de alguno de ellos: Worbla, wonderflex, fosshape, kobracast, entre otros. Hasta hace poquito tiempo no se encontraban en España pero ya se comercializa en varios sitios. No es barato y vuestra elección dependerá de lo que queráis conseguir.
Las diferencias entre todos ellos radica principalmente en su textura y color y aunque todos se activan mediante el calor, tienen pequeñas diferencias que os voy a explicar:
Worbla:
Lamina de worbla
Es de color marrón (aunque ha empezado a comercializarse en formato transparente), tiene una cara lisa y brillante mientras que la otra es mate y rugosa. El lado brillante lleva un adhesivo muy potente por lo que las distintas piezas pueden pegarse sin necesidad de un adhesivo adicional. Se activa a 90ºC, se puede modelar a mano o sobre un soporte. Se puede reutilizar todo el sobrante porque los recortes pequeños puede unirse y modelarlo como si fuera plastilina.
Fosshape:
Tiene aspecto como de fieltro, como un tejido normal que coge cuerpo cuando entra en contacto con una fuente de calor, a menudo se usa como sustituto del Buckram, puede utilizarse como base para otros materiales o para crear una estructura y además se puede coser, razones que hacen del fosshape un material excepcional para sastrería o teatro.
Kobracast:
Es de color blanco y de aspecto plástico, rugoso y formado por un entramado de fibras de poliéster que se cruzan con fibras de termoplástico, también cuenta con un potente adhesivo. Se activa a 70ºC y es en ese momento que se vuelve maleable. Puede cortarse con tijeras o cutter y puede reutilizarse calentándolo de nuevo. Es muy ligero y transpirable.
En todos los casos pueden forrarse con tejido, lijarse, aplicar gesso y pintarse, dependiendo del acabado que queráis conseguir.
Más adelante dedicaré un post exclusivo para cada tipo de termoplástico.
¿Lo habéis utilizado alguna vez? ¿Cuál os da mejor resultado?
Hasta pronto.
Mar